Rezension über:

Robert Morstein-Marx: Mass Oratory and Political Power in the Late Roman Republic, Cambridge: Cambridge University Press 2004, XIV + 313 S., 5 fig., 2 maps, ISBN 978-0-521-82327-2, GBP 50,00
Buch im KVK suchen

Rezension von:
Francisco Pina Polo
Departamento Ciencias de la Antigüedad, Universidad de Zaragoza
Redaktionelle Betreuung:
Sabine Panzram
Empfohlene Zitierweise:
Francisco Pina Polo: Rezension von: Robert Morstein-Marx: Mass Oratory and Political Power in the Late Roman Republic, Cambridge: Cambridge University Press 2004, in: sehepunkte 5 (2005), Nr. 1 [15.01.2005], URL: http://www.sehepunkte.de
/2005/01/6162.html


Bitte geben Sie beim Zitieren dieser Rezension die exakte URL und das Datum Ihres Besuchs dieser Online-Adresse an.

Robert Morstein-Marx: Mass Oratory and Political Power in the Late Roman Republic

Textgröße: A A A

En su monografía, Morstein-Marx parte de la premisa de que Fergus Millar tenía razón cuando llegó a la conclusión de que la contio es el elemento clave que permite determinar el grado de participación popular que era permitido en la Roma republicana (7-8). Teniendo en cuenta esa centralidad en la vida política, la contio "might be seen as - perhaps the - major instrument of ideological production in the Republic" (16), siempre bajo el control de la elite política. Que la contio tuviera gran importancia como elemento de interacción entre los oradores y su auditorio, entre políticos y ciudadanos, no convierte sin embargo a Roma en una "deliberative democracy" (23). Con estas premisas, lo que Morstein-Marx se propone es "to construct a richer picture of the relationship between public speech and political power in the Roman Republic, and to raise some productive questions about public deliberation, communication, and the flow of knowledge in all political systems that involve a mass public" (32). El autor tiene como objetivo "to show how public oratory [...] produced and perpetuated an ideological structure for the citizenry that reinforced the cultural hegemony of the political élite" (33).

Para ello dedica en primer lugar el capítulo 2 ("Setting the stage") a describir el funcionamiento de la contio como asamblea oficial en la que se pronunciaban discursos pero no se votaba, así como a analizar los escenarios en los que se celebraba tal tipo de asamblea. Entre ellos, los Rostra ubicados entre el Comicio y el Foro constituían la principal tribuna para los oradores republicanos. A ese respecto, una interesante aportación de Morstein-Marx, siguiendo alguna sugerencia anterior, es su impugnación de la normalmente aceptada reconstrucción de Filippo Coarelli, según la cual el Comicio habría adoptado una forma circular y teatral, con escalones dispuestos a su alrededor. El autor enfatiza que no existe base arqueológica para tal reconstrucción y que, por el contrario, los escalones de acceso a los Rostra no tenían continuidad alrededor del Comicio, como él mismo pudo comprobar al examinar personalmente el pavimento (45-48). En cualquier caso, la topografía refuerza la percepción de los Rostra, situados frente a la Curia, "as the point of intersection between Senate and People, the two constituents of the classic formula Senatus Populusque Romanus" (54), "meeting-point between senatus and populus" (55).

En su tercer capítulo ("Civic knowledge"), Morstein-Marx estudia el nivel de conocimiento político que poseían los asistentes habituales a las contiones. El autor descalifica "the presumption of mass ignorance (or indiference)" (70). En una cultura política oral y visual como la romana, la información más importante era oída y no leída, y la contio era precisamente el lugar donde la ciudadanía recibía esa información. Morstein-Marx considera que el ciudadano romano tenía la posibilidad de adquirir un suficiente conocimiento cívico, de modo que las alusiones históricas y políticas que con frecuencia eran realizadas a lo largo de discursos pronunciados ante el pueblo podían ser perfectamente seguidas y comprendidas por personas que vivían rodeadas de monumentos que componían el cuadro de su propia memoria histórica (79): "The central spaces of the city, in particular the Forum and the Capitol, were a veritable museum of Roman history" (92). En ese sentido, Morstein-Marx realiza un interesante análisis de la iconografía monetaria tardorrepublicana en la que aparecen tipos relacionados con res gestae de antepasados y parientes (82-91), como medio de crear una conciencia cívica entre sus usuarios: "My suggestion is that the late-Republican coinage can be viewed as a medium of communication comparable to late-Republican mass oratory" (91). En definitiva, las frecuentes contiones desempeñarían una función "educativa" para la plebe, fortaleciendo su "educación política": "The urban plebs [...] was far from ignorant about the history, constitution, laws, practices, and procedures of the res publica" (118).

Con esta premisa, Morstein-Marx acomete en el capítulo 4 ("The Voice of the People") la cuestión de hasta qué punto tenía capacidad para transmitir su opinión la ciudadanía en una contio, en la que sus asistentes (fundamentalmente miembros de la plebe urbana más que componentes de la elite social: 128-136) eran por principio considerados representantes de todo el Populus Romanus. Para Morstein-Marx, el punto básico es: "Communication in the contio worked both ways" (119). En ese sentido, las reacciones de la audiencia ante los discursos de los oradores (aplausos, gritos, silencios) debían ser tenidas en cuenta y han de ser vistas como elemento fundamental de esa comunicación bidireccional (120-123).

En mi opinión, el autor sobrevalora el papel de la contio como medio para el pueblo de lograr una "two-way communication with the leaders of the res publica" (127). En una contio, el debate sólo estaba permitido entre miembros de la elite social y política, debiendo ser los asistentes meros espectadores. No existía realmente la posibilidad reglamentada de que el pueblo expresara su opinión, de modo que la comunicación era exclusivamente unidireccional, de arriba abajo. Más que como signos de libertad (127: "the right to shout in the contio could even be seen as the mark of freedom itself"), los gritos que en ocasiones proferían los asistentes a una contio deben ser vistos como el último recurso que tenía la mayor parte de la ciudadanía romana para mostrar su punto de vista, aunque fuera de manera irregular y, a veces, violenta. En realidad Morstein-Marx es consciente de la dificultad que supone llevar su "optimista" análisis de partida hasta sus últimas consecuencias, lo que le conduce a conclusiones hasta cierto punto contradictorias: "The importance of the shout of the crowd in the contio rested precisely on its potential to be interpreted as a concrete demonstration of the Will of the People in a system in which that concept deeply mattered" (158); "It would be naïve to interpret contional responses as relatively straightforward expressions of the Popular Will" (158).

En el capítulo 5 ("Debate"), partiendo de la práctica de invitar a hablar en una contio legislativa a personas contrarias al proyecto de ley, Morstein-Marx analiza diversos procesos legislativos para concluir que realmente no se pretendía que hubiera una deliberación pública abierta, en la que fueran expuestos ante la ciudadanía los diversos puntos de vista al modo de las democracias modernas, sino que se trataba de "an act of political theater", que convertía la contio más bien en "an instrument with which to create a symbolic manifestation of the Popular Will and to exert the pressure of an ostensible communal consensus" (172).

Los últimos capítulos de la monografía (7. "Contional ideology: the invisible 'optimate"; 8. "Contional ideology: the political drama") intentan responder a la pregunta de si es posible reconocer en los discursos pronunciados ante el pueblo la polaridad ideológica entre optimates y populares que, aunque sin traducirse en la existencia de partidos como tales, es reconocible en la política tardorrepublicana (204-205). Un detallado análisis de la que es nuestra mejor fuente de información sobre la oratoria en contiones, Cicerón (207-230), permite a Morstein-Marx concluir que los oradores se presentaban a sí mismos ante el pueblo evitando cuidadosamente todos aquellos rasgos ideológicos que pudieran caracterizarlos como optimates: "Cicero's practice makes clear that in the late Republic any discernably distinct 'optimate' ideology tended to be carefully kept out of the contio" (229). El autor califica esto como "ideological monotony" (230-240). El hecho de que los discursos en la Curia estuvieran vedados para el pueblo convertía al senado y a la contio en dos esferas de acción separadas en las que un senador podía desempeñar papeles totalmente diferentes e incluso contrapuestos (230; 246). Para los asistentes a una contio, la toma de partido no dependía entonces de decidirse por la opción ideológica que pareciera mejor, sino por aquel orador que ofreciera una mayor credibilidad y autoridad (207). La cuestión era en quién confiar: "Contional rhetoric avoided an overt confrontation between larger political ideas and instead focused attention on competition between persons, essentially revolving around the question who was the true and who the false Friend of the People" (242).

En sus agradecimientos, Morstein-Marx hace saber a sus lectores que las investigaciones que han culminado en la presente monografía comenzaron en el año 1992. La información es pertinente. En los últimos quince años - especialmente después de ese año 1992 - se han publicado varios trabajos que, desde diversas perspectivas, estudian la contio, tanto en su funcionamiento institucional como en su importancia política en el sistema político de la República romana, en especial en época tardorrepublicana. [1] Esa circunstancia influye necesariamente en la perspectiva que el lector tiene de la obra de Morstein-Marx, estupendamente documentada pero que, como es lógico, no puede tener en algunos aspectos la originalidad que hubiera tenido de haberse publicado hace diez años. Sin embargo, la obra ofrece diferentes perspectivas sobre cuestiones ya tratadas con anterioridad y plantea nuevas preguntas en torno a la participación popular, el debate político o la legitimación ideológica del sistema. Se trata por ello de un libro estimulante y de notable interés, que cumple sobradamente el objetivo que Robert Morstein-Marx declara haberse propuesto, que no es otro que el de animar "a further debate on some central, though relatively neglected, phenomena of Roman political life".

Anotación:

[1] Francisco Pina Polo: Las contiones civiles y militares en Roma, Zaragoza 1989; Karl-Joachim Hölkeskamp: Oratoris maxima scaena. Reden vor dem Volk in der politischen Kultur der Republik", in: Martin Jehne (Hg.): Demokratie in Rom? Die Rolle des Volkes in der Politik der römischen Republik, Stuttgart 1995; Francisco Pina Polo: Contra arma verbis. Der Redner vor dem Volk in der späten römischen Republik, Stuttgart 1996; Günter Laser: Populo et scaenae serviendum est. Die Bedeutung der städtischen Masse in der späten römischen Republik, Trier 1997; Fergus Millar: The Crowd in Rome in the Late Republic, Ann Arbor, Michigan 1998; Henrik Mouritsen: Plebs and Politics in the Late Roman Republic, Cambridge 2001.

Francisco Pina Polo